Enigma de gaviotas y pelícanos

Cuando las gaviotas y los pelicanos tienen sed, beben agua del mar. A diferencia de otras aves, consiguen sobrevivir gracias a una glándula salina mediante la cual eliminan el exceso de sal.

Como referencia, las personas se enbarcan en un riesgo mortal si toman el agua oceánica para calmar la sed, porque el riñón humano es incompetente para filtrar las grandes concentraciones de cloruro de sodio que contiene la sal.

Durante mucho tiempo, el mecanismo de esos animales para deshacerse del exceso de sal en sus cuerpos, fue un enigma.

Las investigaciones pusieron al descubierto que la sal del agua marina en estas aves provoca la impresión de padecer un catarro violento, cuando gotas de salmuera, con concentraciones cinco veces mayores que en la sangre y tres veces mayores que en el mar, les salen por los orificios nasales.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s