Te vamos a extrañar hasta que volvamos a vernos el próximo verano

Custodiada por olas, flanqueada por grandes extensiones de arena suave, enormes riscos y montañas desde donde se pueden observar la inmensidad y profundidad del mar azul, se encuentra “La Jolla“: una playa que por su belleza y su ambiente apacible, puro y limpio, se convierte en el refugio perfecto para los amantes de la naturaleza.

Es un destino cercano al paraíso, para quien llega a instalar un campamento al final del verano con escasos visitantes, pues todos se han ido por el regreso a clases o porque sus vacaciones han terminado y deben volver a trabajar.

En esta fecha empieza a bajar la afluencia, sólo acudirán a disfrutar de este sitio las familias de las comunidades cercanas y algunos norteamericanos que vienen a pasar algún fin de semana largo.

Anuncios